Últimas noticias

23 niños pierden la vida al ser arrastrados por el río en su camino a la escuela


El hecho tuvo lugar en las inmediaciones de la localidad de Benjamin Constant (Brasil) y tendría como víctimas a jóvenes de una comunidad nativa de la zona.

Según informan autoridades del Ejército Nacional de Colombia el hecho habría ocurrido llegada la noche del día de ayer, cuando un importante grupo de jóvenes pertenecientes a la comunidad Bora retornaban de la ciudad de Benjamin Constant (Brasil) a su asentamiento, que se encuentra cruzando la frontera con Perú.
imagen satelital de la zona del hecho

Diversas fuentes confirman que los jóvenes debían realizar un trayecto de poco más de 3 kilómetros, además de cruzar el Río Yavarí, diariamente para asistir a un establecimiento educativo en la localidad brasileña de Benjamin Constant, luego de haber sido desalojados de su establecimiento por una empresa relacionada a la explotación minera.

El hecho preocupa por sí solo y más aún cuando se trata de jóvenes que intentaban asistir a una escuela. De momento se han confirmado 23 muertes, aunque no se descarta que el número aumente, y se registran por lo menos 14 heridos que han sido trasladados a la ciudad de Santa Rosa del Yavarí (Perú), localidad cercana a la triple frontera entre Brasil, Colombia y Perú.
Lejos de mejorar, la situación empeora minuto a minuto, siendo que durante las tareas de rescate encabezadas por el Ejército Nacional de Colombia en las zonas de fácil acceso se confirmó que otro grupo de entre 10 y 15 personas se encuentra varado en un tramo del río del lado peruano. Se desconoce tanto su estado de salud y especialistas sostienen que, de estar con vida, las próximas horas son claves y se debe actuar rápido.
Los gobiernos de Perú y Brasil no han tardado en manifestarse públicamente y, lejos de lograr una acción coordinada, se han enfrentado en un escándalo mediático. Por el lado de Perú sostienen que el gobierno no se hará cargo de la situación a menos que Brasil asuma su compromiso con estas comunidades. Por su lado, el Palacio de Planalto no tardó en replicar que no es su competencia realizar un operativo en esa zona y arriesgar la vida de sus ciudadanos por la asistencia de quienes no se consideran brasileños.
El hecho parece haber desencadenado una serie de encontronazos entre los Pueblos Originarios y los gobiernos nacionales a nivel internacional y ya se registran protestas e incidentes en distintos países del continente americano.
Se aguarda por respuestas en las próximas horas por parte de los gobiernos, mientras se cree que la Organización de los Estados Americanos podría alterar su agenda para tratar el problema durante las sesiones ordinarias que se desarrollan en la ciudad de Mar del Plata.